El peruano Rubén Rivera presentará en Miami su novela ‘Yo culpable’, una mirada a la inmigración en España

“Rubén, desde el pellejo de Albert, se adentra hasta el fondo en el complejo mundo de la inmigración, y nos trae no sólo datos sino también sabores, olores, texturas, acercándonos a la gesta heroica de quienes, con poco más equipaje que un puñado de ilusiones, emprenden el viaje en busca de un paraíso que sólo está en su cabeza.”

rubenlocutor copy

Nueva York. Ago/13/2016. Por Mauricio Hernández (Ibernet Media). Después de haber disfrutado de su completa movilidad durante 17 años, Rubén Rivera, un periodista peruano con sangre inca, tuvo que adecuar su realidad a la ayuda de una silla de ruedas. Pero lo que nunca logró adecuar fueron sus deseos de superación y los sueños por salir adelante, sin olvidar por el camino a los más olvidados. Rubén sufrió una grave caída de Caballo que lo mantuvo tres meses en estado de coma y no le permitió volver a caminar. Y despertó a luchar por conseguir sus sueños, en su nueva realidad, como minusvalido.

murcia2007

El equipo de trabajo de GCL Media, realizadora de la Feria del Trabajador Inmigrante.

Recuerdo el día que llegó a las oficinas de TrabajadorInmigrante.com en Madrid (España), en 2006. “Soy escritor y quiero trabajar en sus revistas”, me dijo con una gran sonrisa y un acento que danzaba entre el tango y la marinera. “Tiene papeles?”, le pregunté. “No, pero necesito el trabajo”, me respondió. “Con esos huevos (as) que tienes, no necesitas papeles, le respondí”.

Al otro día ya estaba vinculado a nuestro grupo empresarial de comunicaciones y eventos en España. Estaba feliz, pues dejaba la venta en la calle de productos y la vida de ‘hippie” que el asfalto de Madrid le estaba inculcando. Y comenzaba a trabajar en lo que quería.

Yo no sabía donde situarlo, pues no conocía sobre su trabajo, pero sobre todo no conocía de sus grandes capacidades. A los ocho días él ya se había situado en dos secciones: en las revistas impresas, para escribir, y en las Relaciones Públicas, para vender mejor. Siempre supo lo que quería, y también aprendió a cómo conseguirlo, aunque fuera en un país lejano, sin conocer a nadie, y con 10 dólares en el bolsillo, como llegó de turista por el aeropuerto Barajas de Madrid, la capital española.

Rubén escribió su primer libro en el año 2000, titulado “La vida sobre ruedas”. Y a finales de junio pasado lanzó en Madrid (España) su segundo libro, titulado “Yo culpable”, cuyo lanzamiento en los Estados Unidos será el próximo 3 de Septiembre (5 pm.) en el Instituto de Cultura Peruana, auditorio de la Biblioteca de West Dade 9445 Coral Way (Miami).

ruben100latinos2 copy

De Buenos Aires a Madrid. Rivera viajó a Argentina dos años después de escribir su primer libro. Y se quedó cuatro años en Buenos Aires. Allí comenzó de cero, o de menos cero, porque las deudas para poder viajar las dejaba en Perú, donde también vivía su familia y a la que ayudaba económicamente. Nunca estuvo parado, siempre estaba buscando algo. Tal vez por eso, con apenas unos dólares de ahorro, arrancó rumbo a España en busca de nuevos horizontes. Era su segunda migración en una silla de ruedas, y solo.

En 2006 llegó a Madrid y desde entonces se incorporó a nuestro equipo de trabajo, siendo muy importante su trabajo en el éxito de estas cinco ferias celebradas en España (tres en Madrid, una en Barcelona y otra en Murcia). Rivera, como se vio en su primer libro, siempre ha enviado mensajes de positivismo, constancia y esfuerzo, sumados a la pasión por servir. Ese mismo sentimiento le llevó a colaborar con varias Asociaciones de Inmigrantes y a montar una radio los fines de semana con una audiencia de todas las edades y donde también envía sus ‘mensajes de vida’.

ruben100latinos

Rubén Rivera, en el centro de la imagen, en la entrega de premios 100 Latinos en Madrid (España).

 

Albertohijo

Rubén Rivera, con su hijo Alberto, en Madrid.

En 2013 fue galardonado como uno de los 100 Latinos más destacados de Madrid (España) y este año ha sido nominado a los Premios Orgullo Peruano, donde se destacan ejemplos de lucha y éxito dentro de la Comunidad peruana residente en el Exterior. Si quiere votar por Rubén puede hacer clic en: https://www.facebook.com/orgulloperuano.pe/

En diciembre de 2014 se le concedió la nacionalidad española. Y lo primero que hizo fue viajar a Perú a visitar la tumba de su madre. Ella había muerto durante su estancia en el extranjero, pero el no pudo viajar por falta de papeles. Eran doce años sin volver a Perú.

A las pocas semanas se fue a Argentina a traer a su hijo, al que había dejado en Argentina ocho años atrás. “Lo volví a ver después de 8 años, ya no era aquel pequeñito de 4 años que dejé. Ahora vive conmigo en Madrid, ocho años que intento recuperar día tras día”, nos dijo telefónicamente este peruano que siempre estuvo rodeado de mujeres. Y cuál es el secreto, le pregunte en esa época a Rivera. “Dejaría de ser secreto”, me dijo entonces. Su falta de movilidad le había despertado una gracia al teléfono que no solía fallar. Cuando alguien del equipo de ventas traía un problema, siempre lo enviábamos a donde Rubén Rivera. Tenía la capacidad de resolverlo.

——————

Yo culpable, la inmigración desde la mirada de Rubén Rivera

firmalibro

Firmando su libro “Yo culpable”, en Madrid, España

Presentación. Junio 30 de 2016. Por Luis María Compés Rebato (Presidente AEM). El Centro Cultural Casa de Vacas, del madrileñísimo Parque del Retiro, un sunami de frescura humana y literaria vino a paliar el sofocante calor de un verano que se nos anuncia como abrasador. Presentaba su nuevo libro Rubén Rivera, un autor en el que destaca el aspecto humano, y un hombre que resalta en el aspecto literario.

Junto a él, en la mesa de ponentes y autoridades, la periodista Hebe Schmidt, presentó y moderó el acto de un modo impecable. Dª Gabriela Porras, Ministra Consejera de la Embajada de Perú, y D. Carlos Arevalo, Cónsul General de Perú, dieron un gran realce institucional al acto. Y el quinto miembro de la mesa, el Presidente de la Asociación de Escritores de Madrid, Luis María Compés Rebato, aportó una acertada descripción del libro y del autor protagonistas del evento.

El auditorio de “Casa de Vacas” disfrutó con las palabras de los intervinientes, pero fue Rubén Rivera el que produjo bellas sensaciones de amistad, solidaridad y lazos humanos. Rubén destacó el sentimiento que encierra la palabra “gracias”. En términos coloquiales “se metió al público en el bolsillo”. Su simpatía, las dotes adquiridas como periodista, y las muchas horas de radio, hacen de Rubén un comunicador excepcional.

Fue una de esas tardes en las que se disfruta tanto, que no es deseable que llegue el final.

Un éxito muy grande, bien merecido por Rubén Rivera. Ahora llega el momento de que “Yo Culpable” alcance el lugar que merece. Un buen libro, una historia interesante y bien llevada por el autor. Un hombre luchador, que posee un mensaje social de gran calado. Los mejores deseos para Rubén Rivera y Yo Culpable.

Luis María Compés Rebato (Presidente AEM)

amigas de la infancia- ManyvetAmpuero Romy LeonMerino MiryamCastillo y kela..rubenamigasamigas1

Prologo. Yo, Culpable | Rubén Rivera \ (rubenn35@gmail.com)

LIBROYO CULPABLEMadrid. Por Chiqui Lorenzo [Editorum]. Asociación de Escritores de Madrid. A Rubén Rivera le traiciona el periodista que lleva dentro, y así, no ha tenido más remedio que tramar una historia compleja, en la que mezcla realidad y ficción, por la que transitan personas —que no personajes— con sus esperanzas y temores, con sus dudas y certezas; personas tan reales como si las hubiésemos conocido, y sobre las que, al terminar el libro, querremos saber más. Y digo personas y no personajes, porque si algo caracteriza a Rubén es esa extraña capacidad de empatizar que no todo el mundo tiene, y que le permite calzarse la piel de cada uno de sus protagonistas y hacernos creer que, de verdad, es éste quien cuenta la historia.

Si Rubén tuviese un ático lleno de sol y plantas escribiría magníficas novelas románticas, repletas de luz y seres amables. Pero le ha tocado, nos ha tocado, tener los pies en Madrid, esta ciudad distinta a todo, justo a 666 kilómetros sobre el nivel del mar, donde convivimos tantas culturas como habitantes en una sinfonía compleja y casi siempre ininteligible, perfectamente desordenada, absolutamente caótica dentro de ese orden que sólo nosotros comprendemos.

Rubén, desde el pellejo de Albert, se adentra hasta el fondo en el complejo mundo de la inmigración, y nos trae no sólo datos sino también sabores, olores, texturas, acercándonos a la gesta heroica de quienes, con poco más equipaje que un puñado de ilusiones, emprenden el viaje en busca de un paraíso que sólo está en su cabeza.

sansebastianDel amor al terror, todas las emociones tienen cabida en el imaginario de Rubén, todas encuentran en su pluma el billete hacia nuestro corazón. Y así, a través de estas páginas, como sin querer, nos embarcamos en una aventura que va más allá de sus propios límites y promete llevarnos aún más lejos.

Quién sabe, tal vez el Edén primigenio del que tanto se habla estaba aquí, en Madrid, y aquel primer crimen que marcó a golpe de quijada la historia de la Humanidad tuvo lugar también aquí, a orillas del Manzanares.

A fin de cuentas, somos la única ciudad del mundo que tiene una estatua al mismísimo Diablo. Quizás por eso Rubén ha tenido que escribir en Madrid esta novela, en lugar de hacerlo en su Perú natal. Quizás. En todo caso, me alegra que haya sido así.