Forbes reconoce a Torrenegra por la Star-Ups fundada por inmigrantes

Nueva York. 23-jul-2012
Por Diego Agudelo Gómez 370839548a4e4812e3eb8c024105c146

 El bogotano Alexander Torrenegra, residente en Nueva York, consiguió recientemente que una de sus compañías fuera incluida por la revista Forbes entre las ocho start-ups fundadas por inmigrantes más importantes en los Estados Unidos, junto a proyectos tan reconocidos como Instagram. Torrenegra recibió también el premio TR35 como Innovador del año. Tenía 14 años y con el sueño de tener un computador fue a pedir un préstamo al banco. Para pagarlo había planeado digitar trabajos y realizó todo un estudio de mercado en su barrio, en el centro de Bogotá. Los 850 mil pesos que le prestaron en 1992 le sirvieron para iniciar un negocio casero que se convirtió más tarde en una empresa de mantenimiento de computadores bastante rentable. Aunque luego tuvo que migrar a Estados Unidos.

Aquí tuvo que empezar de cero, pero su pasión y dedicación lo llevaron al mismo punto: continuó siendo un joven emprendedor que hoy, a sus 33 años, ha creado cerca de 15 empresas de tecnología. Alex, como se presenta en las tarjetas de Voice Bunny, una de sus compañías, fundó desde 2004 una incubadora de empresas llamada Torrenegra Labs. A él le gusta decir que es una aceleradora de ideas porque su esencia es ayudarle a otros empresarios como él a ejecutar con éxito sus innovaciones en un mercado tecnológico prometedor.

“Ni mi equipo, ni mis socios ni yo estamos aquí para taparnos de plata sino porque estamos muy apasionados por ver que la gente alrededor nuestro también innova”, dice con la modestia que lo caracteriza. Con empresas como Voice Bunny, un novedoso servicio de voces que entre sus clientes tiene a Pixar y Electronics Arts, Alex quiere cambiar el modo en que el mundo consume contenidos.
“Yo espero que Torrenegra Labs llegue a tener un impacto profundo en la sociedad que tuviera que ver con educación y movilidad social en Colombia”, dice Tania Zapata, a quien Alex llama “socia, mejor, amiga, amante y esposa”.
La empresa de Alexánder Torrenegra, radicada tanto en Nueva York como
en Bogotá, también fomenta la innovación de jóvenes colombianos.

Perfil de Torrenegra
Por Carmi carreño
Cofundador y líder tecnológico de varios startups con alcance global y software desarrollado en Bogotá. Entre ellas están Voice123.com, LetMeGo.com, Localo.com y Torrenegra Labs. Ha liderado equipos de desarrollo web desde el 2002 usando múltiples lenguajes open source, frameworks, arquitecturas, y metodologías. Tiene una incubadora de startups desde el año 2001, tiene sus oficinas en Bogotá y Nueva York, han incubado 13 proyectos hasta el momento, y la mayoría son marketplaces. Nació en Barranquilla, pero creció en Bogotá. La primera vez que vio un computador tenía 4 años y asegura que esa experiencia marcó su futuro:”¡Quedé obsesionado! A los 14 años hice mi primer ‘pitch’ y así obtuve un préstamo para comprar mi primera computadora. Ofrecía servicios de ‘Data entry’ a terceros. Este negocio eventualmente se convirtió en una consultoría de servicios de IT con más de 20 personas”.

Alex Torrenegra funda de Torrenegra Labs
 Fue en esa época que empezó a estudiar Ingeniería de Diseño y Automatización Electrónica, pero como su negocio estaba creciendo se retiró de la carrera. Tenía 19 años cuando se fue junto a su familia a vivir a Estados Unidos por razones de seguridad.

”Empecé trabajando en McDonalds cocinando hamburguesas y Starbucks prepara
ndo cafés. Eventualmente llegué a ser consultor de análisis de marketing online para Yahoo en español y Terra Lycos en Miami. Durante este tiempo empecé a estudiar Management of Information Systems. Nuevamente me retiré al segundo año para enfocarme en nuestros nuevos startups y mudarnos a New York City, ciudad que me enamoró desde mi primera visita“.

Alex se mueve entre varias de las compañías de Torrenegra Labs: “Todo startup en el que me involucro me motiva bastante“. Actualmente está trabajando como CEO de VoiceBunny, un servicio de Vice 123. Además, es el Chairman de BookingMarkets.com, una plataforma SaaS que te permite —a ti o a tu compañía— lanzar tu propio Despegar.com, Expedia.com, o Airbnb.com de forma local o global. Y como si eso fuera poco también está en inBed.me, un sitio para hacer reservas sociales en hostales, porque te permite saber quién se va a quedar en un hostal antes de reservarlo. Y hace unos días les contamos sobre HubBOG, otro proyecto que ideó Alex.

La empresa de las voces
Se podría decir que una de sus startups nació por amor. El año 2003 conoció a Tania Zapata —”el amor de mi vida”, dice Alex— talento de voz. Ella había trabajado con dos agentes de talento y los dos se habían aprovechado de su trabajo. A partir de eso se les ocurrió que un marketplace online serviría para reemplazar a los agentes.

Así empezó a trabajar en Voice123, un servicio de casting para encontrar voces para cualquier proyecto. Alex lo explica: “pones un proyecto y en un par de horas recibes de 10 a 20 audiciones de talentos. Dichos talentos, disponibles en más de 50 lenguajes, trabajan desde sus casas alrededor del mundo. Seleccionas la voz que te gusta y la contratas inmediatamente”.

Voice123 es rentable, por algo a Alex le gustan los marketplaces, aunque nos cuenta que los últimos años han “invertido toda la rentabilidad para continuar creciendo”. En ese proceso crearon un nuevo servicio: se llama VoiceBunny y sirve para ahorrarse el proceso de casting:
”Si necesitas una voz, le das a VoiceBunny los detalles de tu proyecto y en minutos te devuelve una grabación profesional. Si no te gusta, VoiceBunny te devuelve 100% del dinero. Esta solución permite automatizar la consecución de voces, acelerarla, y reducir costos. Por ejemplo: ¡toda publicación en línea podrá tener un podcast creado automáticamente!”.

Cómo llamar la atención de un VC top
El ‘ejemplo’ que da Alex no es gratuito. Es algo que hicieron con VoiceBunny para llamar la atención de Fred Wilson, un VC con fama mundial que ayuda a startups tecnológicas. No lo conocían personalmente, pero todos eran fan de su blog, les gustaba y querían poder escucharlo cuando no tuvieran tiempo para leer los posts. Por eso crearon un podcast automático para su blog AVC.com, usando su API. Después de semanas de esfuerzo, tiempo y dinero construyeron AVC.fm con la esperanza de que Wilson amara lo que hacían. Ahí fue cuando leyeron el tweet que hizo que todo valiera la pena:
Sus más de 207 mil seguidores pudieron leerlo. En vez de contarle sobre su tecnología, decidieron mostrársela y les resultó. VoiceBunny contactó a Fred Wilson y después de unos cuantos mails lograron que AVC.fm esté direct
amente en su sitio web. Wilson hasta les dedicó un post, diciendo que le gustó que usaran un truco para llamar su atención, y que era mucho más efectivo que mandarle un mail. Y Así fue como lograron que Silicon Valley les pusiera atención.