Juez de Nueva York anula sentencia de colombiano Johnny Hincapié tras 25 años en la cárcel

Johnny Hincapie deja la corte con su familia despues de 25 años. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.

Johnny Hincapié deja la corte con su familia después de 25 años. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.

Nueva York. Oct/09/2015. Un juez de Nueva York ordenó un nuevo juicio para un colombiano que cumplió 25 años de prisión por un crimen que dice no cometió, luego de evaluar nueva evidencia presentada durante varias audiencias. Johnny Hincapié, de 42 años, irrumpió en llanto al escuchar la decisión del juez Eduardo Padró, de la Corte Suprema de Nueva York, de que la evidencia presentada al tribunal garantizaban un nuevo juicio, según informaron medios locales.
El colombiano es una de las seis personas presas por el asesinato de Brian Watkins, un turista de Utah, apuñalado en septiembre de 1990 en una estación de metro cuando defendía a su familia de al menos seis asaltantes.
Johnny Hincapie

Johnny Hincapié, emocionado por la reapertura del juicio, abraza a su padre

 Durante las audiencias tres testigos aseguraron que Hincapié no estaba en el lugar cuando Watkins fue asesinado, señala The New York Times. Su abogado, Ronald Kuby, dijo al juez que cinco de los implicados en el asesinato habían salido de prisión y destacó que su cliente ha tenido un comportamiento ejemplar en la cárcel, donde obtuvo una maestría en teología y ha ayudado a otros reos.
Sus padres y otros familiares estuvieron en la audiencia y aplaudieron la buena noticia, que poco después se tornó confusa cuando, tras ordenar la liberación de Hincapié, se supo que podría ser enviado a una cárcel federal para ser deportado.
FOTO- Mariela Lombard : El Diario

Foto: Mariela Lombard : El Diario

Hincapié no es ciudadano estadounidense, sólo residente legal, y desde que fue condenado por el crimen hay una orden de deportación pendiente en su contra. El juez decidió entonces, por petición del abogado de la defensa, enviarle a la cárcel municipal de Riker’s Island, donde este miércoles debe pagar una fianza de un dólar para quedar en libertad, lo que detendría su deportación.
El colombiano era elegible para libertad condicional este año, pero la junta que debería otorgársela aplazó la audiencia en la que se vería su caso para esperar la decisión del juez Padró. “Hemos esperado esto por mucho tiempo”, dijo al Times Carlos Hincapié, padre de Johnny. “Después de 25 años sufriendo, de 25 años de injusticias, de no dormir, Dios ha revelado su justicia a través del juez Padró y su compasión”, agregó.
Hincapié fue arrestado al siguiente día del asesinato de Watkins y confesó haber participado del crimen. El colombiano, entonces de 17 años, alega que se declaró culpable luego de haber sido golpeado por uno de los detectives que investigaba el caso.
En su confesión durante las audiencias en que se evaluaba la nueva evidencia, Hincapié aseguró al tribunal que bajaba las escaleras hacia la estación del tren en busca de un amigo en el momento en que Watkins era asaltado por un grupo de delincuentes.
Su declaración fue respaldada por el testimonio de Luis Montero, a quien inicialmente la policía tenía como sospechoso pero luego retiró los cargos en su contra, quien aseguró que Hincapié estaba con él en el momento del crimen.

En el estrado, en febrero de 2015. Photo: Gregory P. Mango.

Uno de los hombres que cumplió cárcel por el asesinato aseguró por su parte que no recordaba haber visto al colombiano en la plataforma de espera del metro, y otra testigo también corroboró lo dicho por el inmigrante.
Pero el fiscal Eugene R. Hurley dijo en la corte que otros tres acusados por la muerte de Watkins aseguran que Hincapié sí participó en el robo en 1990. (Tomado del Diario La Prensa y Univisión Noticias).