La soprano colombiana Betty Garcés en el The National Opera America Centre, junto a Nilko Andreas

Betty Garcés en Madrid, España

The National Opera America Centre (330 Seventh Avenue, New York, 10001)

Nueva York. May/06/2017. Mauricio Hernández. La soprano colombiana Betty Garcés protagoniza el concierto de Opera Spring Serenade (Serenata de Primavera) que se celebrará en The National Opera America Centre de Nueva York el próximo 7 de mayo, a las 4 pm, con la guitarra de su compatriota Nilko Andreas y el piano de Brent Funderburk. El evento cuenta con el apoyo del Consulado General de Colombia en Nueva York.

Garcés, de 31 años, creció en Buenaventura, estudió en Cali y en Colonia (Alemania). Ha actuado en el Britten Theatre de Londres y varios escenarios europeos y estadounidenses. Realizó una gira con el recital “Ma vie en aquarelle“, con el que recorrió Europa y el norte de África.

Biografía. Creció con dos hermanas de sangre y dos más que sus padres adoptaron. Su padre, José Garcés, fue Profesor de matemáticas. Su madre, Isabel Bedoya, pintora y artesana. Todavía viven en Buenaventura. El bisabuelo materno era el saxofonista de la banda del pueblo, y el abuelo, ciego, tocaba la dulzaina. La abuela materna era sorda. “Ella nunca lo oyó cuando tocaba dulzaina; estuvieron juntos toda la vida”, dijo Garcés en una entrevista con el diario El Tiempo de Bogotá.

El bogotano Nilko Andreas Guarín, guitarrista clásico colombiano residente en Nueva York

La música y danzas del Pacífico estuvieron siempre en su entorno. Comenzó a cantar un día después de la muerte de mi abuela. La primera en salir de Buenaventura fue su hermana mayor, Adriana, que terminó en Cali sus estudios de actuación. Garcés cursó en Cali desde el décimo grado y luego estudió durante cinco años en el Conservatorio. Ivonne Giraldo, su profesora, la descubrió, y Pacho Vergara, el director del taller de ópera, la ayudó a preparase para viajar a continuar estudiando en Alemania. Pudo viajar gracias al dinero que recogió Vergara entre sus amigos.

Llegó a Colonia, Alemania, a los 25 años., sin hablar el idioma. Nunca había salido del país. En Alemania la recibió Adriana Bastidas, una mezzosoprano colombiana que estudiaba en el conservatorio.

Viajó a Aachen, una ciudad pequeña a una hora de Colonia, a aprender bien el alemán. Para estudiar con Klesie Kelly Moog, una profesora afroamericana reconocida en Colonia, tuvo que competir con doscientas personas. La escogieron, junto a otras 10 personas.

Como estudiante se las ingenio para financiarse pues su sueño era preparase más. Trabajó en una fábrica que empaca comida para aviones con horarios extensos y trabajando de pie y en una fábrica de empacar helados.

Terminó sus estudios con la profesora Gudrun Pelker en Hannover, un título muy reconocido en Alemania. (Con información de Alejandra López Salgado).

Más información haciendo clic en la imagen:

Biografía de Nilko Andreas Guarín