El hijo de Juan Pablo Ángel salta a la fama con sólo ocho años de edad

tomas perez

Publicado el 8-Ago-2011

A Tomás Ángel la fama mundial lo sorprendió con tan solo ocho años de edad y ya se le llama “el sucesor de Messi” luego de que su padre, Juan Pablo Ángel, jugador del Ángeles Galaxy, subiera a Youtube un vídeo de seis minutos en donde el niño colombiano demuestra sus habilidades con el balón. Los medios de todo el mundo reseñaron en los periódicos, revistas, televisiones, web y radios el talento del pequeño genio, que en la actualidad juega en la ciudad de Los Ángeles torneos infantiles. Tomás siempre a acompañado a los entrenamientos a su padre en Europa (Astón Villa), Argentina (River) y Estados Unidos (Red Bulls y Ángeles Galaxy) y parece que ha tomado buena nota de todo, pues su destreza en el campo de juego queda bien reflejada en las imágenes de Youtube, que ya superan las 300.000 visitas en pocos días. Tomás Ángel, que nació en Medellín, tiene la nacionalidad británica y colombiana.

En los cinco continentes ya se habla de esta nueva joya y los medios de comunicación de España, Inglaterra, Italia, México, Argentina, Perú, Ecuador, Estados Unidos, etc., destacan sus dotes de futbolista “que recuerdan a Messi de niño”. La televisión argentina puso imágenes de Messi cuando era niño, comparándolas con las recién grabados por un video aficionado a Tomás, para destacar las genialidades de ambos.

Juan Pablo Angel

Un video subido a Youtube por el futbolista colombiano hace que la prensa internacional le compare con Leonel Messi 

El Mundo Deportivo de Barcelona, el medio más desctacado de esta ciudad en la que juega el genio Leonel Messi, dijo de Tomás: “Es pequeño, rápido, zurdo y tiene una clase inmensa. No estamos hablando de Leo Messi si no de un niño de ocho años que tiene todos los números para repetir las gestas del crack argentino del Barça. Se llama Tomy, es el hijo del ex jugador colombiano del Aston Villa, Juan Pablo Ángel y gracias su ‘jogo bonito’ vuelve locos a los defensores de los equipos rivales. Sombreros, doble pasos, rabonas, dribbling son sólo algunos de los golpe de este talentoso futbolista”.

Juan Pablo Ángel. Modestía y tiempo al tiempoTomasAngel3

Juan Pablo, quiso restar importancia a la noticia. “Simplemente se trata de mi hijo de ocho años divirtiéndose en lo que le gusta, jugando fútbol. Nada más”, dijo a la web semana.com de Colombia “Esa es la ventaja y el peligro que tienen todas las redes sociales. Todo se magnifica”, puntualizó.  Según Juan Pablo, Tomás juega fútbol desde siempre. “Ha estado pateando una pelota desde que aprendió a caminar. Por él jugaría fútbol todos los días con sus amigos”. Desde pequeño ha estado en academias, primero en Nueva York y ahora en Los Ángeles, pero siempre le ha gustado entrenar con su papá.

“Le gusta estar conmigo, siempre va a mis entrenamientos. Iba en Inglaterra, en Nueva York, acá en Los Ángeles. Yo entreno con él en casa, jugamos, y a él le gusta hacer cosas que yo hago o practicar conmigo las cosas que él quiere practicar. Y yo trato de ayudarlo en lo que yo creo que le puedo ayudar”, cuenta Ángel.

El video en el que Tomás aparece mostrando su talento surgió de un torneo en el que el pequeño particípó en Los Ángeles. Una persona que estaba viendo el campeonato lo grabó, lo editó y lo subió a Youtube. “Yo lo que hice fue ponerlo en Twitter solo por mostrarlo y desde ahí empezó toda la revolución”.
De tal palo, tal astilla
Juan Pablo Ángel debutó en Atlético Nacional en 1993 y fue campeón del torneo local al año siguiente. En 1998 se fue a River Plate de Argentina, equipo en el que se destacó como uno de “los cuatro magníficos” junto a Ariel Ortega, Pablo Aimar y Javier Saviola.
Ángel consiguió dos títulos del torneo argentino con River y fue el máximo goleador del Apertura en el 2000. De allí se fue para el Aston Villa de Inglaterra, en donde estuvo hasta 2007. Desde ese momento ha estado en el fútbol norteamericano, primero en el Red Bull New York y ahora en Los Angeles Galaxy, equipo con el que tiene contrato por dos años.
Y aunque no le gusta hacer planes a largo plazo, es consciente de que el final de su carrera está cerca. Por eso quiere empezar a hacer la transición para lo que vendrá después. “Me gustaría estar involucrado en el fútbol de alguna manera. He tenido la fortuna de haber participado en varias culturas futbolísticas y creo que eso me da cierta ventaja sobre otros jugadores, pero todavía no sé qué va a pasar”.
Lo que sí tiene claro es que le gustaría controlar su tiempo para poder compartir más con su familia. Y por qué no, para seguir acompañando a su hijo Tomás mientras se divierte jugando fútbol.