El Partido Republicano: un elefante desbocado

enfrentatrump1

Nueva York. Mar/11/2016. Por Elizabeth Mora Mass. El mensaje de odio que pregona Donald Trump explotó en violencia ayer con una parada con sangre en San Louis Missouri y un caos total en Chicago, que obligó a la cancelación del acto de Trump, debido a que en las manifestaciones de Trump se infiltraron centenares de manifestantes que protestaban su abuso y a viva voz repudiaban el mensaje del Donald.

trumpalta copy

“Es la primera vez que yo vengo a protestar. Donald Trump no puede venir aquí a Chicago a declarar su odio hacia los mexicanos sin que yo, hijo de mexicanos, proteste”, dijo Luis Rivera, un trabajador de la construcción (nacido en los Estados Unidos) a una cadena de Televisión nacional. “Decidí cancelar el acto porque no quise más actos de violencia por parte de mis adversarios”, dijo Trump a las cadenas de televisión. “Usted no puede hacer política con un fósforo encendido”, dijo Hillary Clinton, candidata demócrata .

“Lo que está ocurriendo es una consecuencia de la política de odio y racismo que impera en la campaña de Trump”, afirmó Marco Rubio, candidato republicano. A su vez, Ted Cruz, quien va de Segundo en las preferencias del Partido del Elefante aseguró que “lo que estamos viendo demuestra el peligro que engendra Donald Trump en caso de ser elegido candidato”.

enfrentados

El viernes con sangre comenzó con un acto en San Luis Missouri, donde la presencia del magnate en la ciudad desencadenó protestas masivas de grupos de afroamericanos, latinos, musulmanes y simpatizantes de Bernie Sanders. Unas 30 personas fueron detenidas. Anthony Cage, un activista fue derribado de un puñetazo y ensangrentado, obligado a salir del recinto de la Opera por la Policía y el personal de seguridad de Trump.

_trumpral

En otro incidente, Jonas Jones subía las escaleras, cuando John Mc Graw, de 78 años y con un sombrero tejano, se abalanzó y le dio un puñetazo. El anciano fue acusado de as alto. En medio de la trifulca Trump gritaba: “No te apures que yo pago el abogado”, lo que fue condenado por los comentaristas y los adversarios políticos de Trump.

En la tarde del viernes Trump salió para Chicago. Desde la tarde, la cadena CNN mostraba como la atención subía en la arena deportiva de la ciudad de Chicago. Desde temprano, las puertas se abrieron y comenzó a llenarse con los simpatizantes de Trump. Al sitio llegaron quienes protestaban contra el racismo y la arenga violenta que pregona Trump. Pronto estalló una batalla campal en la cual simpatizantes y contradictorios de Trump se agarraron a trompadas y a patadas.

policeenfrentatrump

Afuera de la arena deportiva, miles de estudiantes latinos, afroamericanos. Musulmanes y hasta chinos cargaban carteles repudiando a Trump. “Yo no soy violador”, decía la pancarta de un joven mexicano. “Trump: racism”, clamaba otra. “Trump, soy un digno Americano”, aseguraba la pancarta de un afroamericano.

Por las cadenas de televisión, Trump cancel el acto, pero siguió usando su lenguaje duro y violento. “Yo no tengo la culpa. Yo no uso un lenguaje de odio. Hay una tremenda división en nuestro país. Yo la vengo sintiendo. La estoy vigilando. Soy testigo de eso que está pasando, y algo tengo que hacer”, expresó el aspirante presidencial.

Es de anotar que la policía de diferentes pueblos, en diferentes estados, investiga actos de violencia realizados por la campaña de Trump, incluyendo la denuncia de una reportera de una revista conservadora que asegura haber sido agredida por el gerente de campaña de Trump. La campaña Trump niega rotundamente los hechos que afirma la reportera.

Manifestantes tras conocer que Trump pospuso su mitin en Chicago.

Manifestantes tras conocer que Trump pospuso su mitin en Chicago.

Si esto que estamos viendo está pasando en marzo, en Chicago, no quiero ni pensar lo que va a pasar en la convención republicana en Cleveland, a realizarse este verano”, comenta Bob Shieffer, de la CBS, quien ha cubierto campañas políticas por meas de 50 años. Esto solo se parece a las protestas por los derechos humanos de los años 60.

trumpseguridad

Agentes protegen a Trump este sábado tras lanzarle un asistente una botella (Photo AFP)

Agentes protegen a Trump este sábado tras lanzarle un asistente una botella TY WRIGHT AFP